Cerrado los martes

Saloncito de las reinas

El saloncito de las reinas de Oriente : cada cual puede elegir la ambientación de sus tratamientos

El patchouli, Originario de Oriente, exhala de sus hojas un perfume auténtico, potente y terroso.. Audaz y sinónimo de libertad absoluta, toda una calle entera en Marrakech se dedicaba, antaño, a estos perfumes raros y tan preciados.

La flor del naranjo o azahar, relajante, suave y sensual es una invitación al reposo y a la hospitalidad. En Marruecos, la tradición requiere que un agua con efectos benéficos, como es el agua de azahar, desee la Bienvenida

La verbena, esta planta alimonada en primavera, cerca de Marrakech, calma al igual que refresca. Se oye murmurar que su sobrenombre “hierba con encantos” le ha sido dado por su capacidad de reavivar un amor a punto de acabarse.

Rosa satal, Sublimada por las notas cálidas y arboladas del Sándado, este aceite para masaje es calmante, hidratante y regenera los tejidos. Favorece la paz interior.
Fragancia oriental, pero muy sutil…

Mandarina, ¡El toque afrutado, acidulado, fresco y suave favorece la imaginación y la creatividad! Atenúa las tensiones nerviosas y nos lleva a un sueño reparador….
¡El perfume suave y floral caracteriza a este aceite!